Rod Stewart, el buen barman


Sorprendió a la parroquia de un pub de Glasgow el pasado domingo, Día del Trabajo, al apostarse detrás de la barra para servir pintas

“¡Es genial tener al barman de repuesto Rod ‘el mod’ Stewart esta noche!”, dijo una publicación en los canales de redes sociales del pub, junto con una foto del veterano músico detrás de la barra hablando con los lugareños.

Stewart, un súper fanático del equipo de fútbol Celtic de Glasgow, había visto el partido de su equipo con los Rangers en el Old Firm Derby horas antes junto con el cantautor escocés John McLaughlin.

A Stewart también se le unieron en la tarea de servir pintas dos de sus hijos, Alastair y Aiden, pero no su hijo Sean, con quien recientemente se declaró culpable de agresión por un altercado con un guardia de seguridad en un hotel de Florida en 2019.


Rod Stewart, el buen barman

Compartir