Las meadas del público del festival Glastonbury contaminan un río con cocaína y éxtasis


Un estudio científico ha demostrado que los urinarios naturales del evento son los causantes del alto nivel de droga en el agua

Los miles de asistentes al festival Glastonbury, unos juerguistas de primer nivel dadas las imágenes que llegan cada año, parece ser que despidieron la vieja normalidad superándose a sí mismos en la última edición pre-pandemia, la de 2019. Un estudio acaba de revelar que el agua del río Whitelake, que pasa muy cerca del recinto, registró altos niveles de drogas que están contaminado el ecosistema acuático.

Las meadas del público del festival Glastonbury contaminan un río con cocaína y éxtasis

Compartir