Loquillo devuelve el rock a un WiZink Center grandiosamente vacío


Fiel a su épica rockera, ha reiterado Loquillo en los días previos que este era el concierto más importante de nuestras vidas. Y claro que lo fue

El rock no puede volver de cualquier manera. El rock no es cualquier cosa. Si vamos a abrir el garito, vamos a abrirlo bien. A lo grande. Más o menos pues, para empezar, de 17.000 pasamos a 1.700 personas de aforo, Boletín Oficial del Estado mediante. Poco rock hay ahí, pero es lo que hay y el best seller más leído de lo que llevamos de año.

Loquillo devuelve el rock a un WiZink Center grandiosamente vacío

Compartir